miércoles, 31 de diciembre de 2014

* 2015



Cuando cumplí 15 años recibí el regalo más hermoso del mundo.
Una gatita negra que mis hermanas habían metido en una caja de zapatos, a la que llamé Betsy Luna.
Hoy solo quiero recordar y homenajear a mi pedacito de noche de esta manera, compartiéndola con ustedes, porque no tengo palabras para describir 18 años de su compañía.
Claro que también me gustaría desearles  un hermoso 2015 y  que renazcan la alegría, las posibilidades, las ganas y el placer de hacer lo que más nos gusta.
Un abrazo grande para todos y a cada uno. 


2 comentarios :